Consejos prácticos para ahorrar gasolina

El consumo de gasolina es una de esas cosas que queremos optimizar al máximo en nuestro vehículo, porque así podremos ahorrar dinero. Si tu motor no está funcionando correctamente puedes conseguir uno de segunda en https://www.motoresdyg.com/, con los precios más ajustados del mercado.

Pero, es probable que no sepas cómo se puede ahorrar gasolina de una forma óptima en tu vehículo y así evitar un consumo excesivo. Es por este motivo que, hoy te he preparado este post con algunos consejos que te serán de gran utilidad y así podrás conseguir siempre el máximo rendimiento.

¿Cómo ahorrar gasolina en tu coche?

Para que puedas ahorrar gasolina en tu vehículo tienes que fijarte en algunos aspectos que resultarán claves. Dentro de estos están:

Presión de los neumáticos

La presión de los neumáticos es ignorada por muchos conductores, y en términos de ahorro de combustible puede marcar una diferencia bastante notoria. Si las ruedas no están del todo infladas ofrecerán una mayor resistencia a la rodadura, por lo que el motor necesita trabajar más para mantener el vehículo en movimiento.

Por lo tanto, se aconseja verificar la presión por lo menos una vez al mes y asegurarse de que se encuentre entre los valores recomendados por el fabricante.

Aprovecha el rebufo

Seguramente alguna vez escuchaste hablar del rebufo, y es que este concepto es sencillo. Consiste en reducir la resistencia al aire, aprovechando el vacío parcial de un vehículo más grande que vaya delante, y así puedes ahorrar combustible.

Esto gracias a que se reducirá la resistencia al aire, lo que conllevará a una reducción del consumo de gasolina. Sin embargo, siempre tienes que mantener una distancia segura con los vehículos, porque un frenazo imprevisto podría acabar en un grave accidente. A mayor velocidad mayor será el flujo de aire que se retirará.

No abuses del sistema de climatización

Durante el verano o el invierno el sistema de climatización del coche será indispensable, en especial para mantener una buena temperatura en el interior de tu coche. Sin embargo, si las temperaturas no son tan extremas, lo mejor es no abusar de este sistema.

Métodos simples como bajar la ventanilla, o activar la calefacción únicamente por unos minutos para entrar en calor son muy efectivos para ahorrar combustible. Si el motor no tiene que hacer funcionar el compresor del sistema de climatización, trabajará más relajado, y necesitará menos combustible para desplazar tu vehículo lo que se traduce en un gran ahorro de dinero.