Fallas en el embrague del coche

Las cosas funcionan dependiendo del uso que se les dé, lo mismo aplica para los vehículos. Una de las piezas de las cuales más se abusa es el embrague, por muy robusto que sea acaba por romperse si no le prestan los cuidados necesarios, ni lo utilizan con conciencia. Se vería obligado a reponerlo o repararlo, algunas señales constantes de problemas con él son:

Deslizamiento: se muestra cuando el motor aun subiendo de vueltas, su velocidad no alcanza a la transmisión evitando que pueda acelerar; es la señal más clara de que el embrague patina. En estos casos debe conducirse suavemente y llevar el coche al taller.

Olor a quemado: la temperatura del embregue se eleva demasiado cuando se conduce de manera agresiva, o por el mal hábito de dejar el pie sobre el pedal aun sin estar utilizándolo. Por ello, el revestimiento se sobrecalienta, si no se enfría en poco tiempo es posible que afecte a otras piezas.

Ruidos: el mal ajuste o instalación del mando de transmisión genera ruidos por rozamientos; así una gran gama de chirridos, crujidos, etc., alertan de desgastes de rótulas en la horquilla del embrague, desgastes del rodamiento de empuje, problemas del collarín. Al presentarse señales de sonidos, lo más recomendable es llevar el coche a un taller para detectar con exactitud de dónde provienen.

Identificar si hay desgaste

Pese a que los síntomas anteriores suelen manifestar el mal estado del embrague, no siempre es así, algunas veces se confunde con otros problemas. Sin embargo, existe una manera sencilla de verificar las condiciones de dicha pieza.

El procedimiento es el siguiente, teniendo el coche en tercera o cuarta velocidad vaya soltando de a poco el embrague mientras va acelerando. Si el vehículo demora demasiado en acoplarse al cambio, el sistema está desgastado y amerita un reemplazo.

Para solucionar estos inconvenientes lo ideal es cambiar por completo el sistema, en lugar de solo la pieza dañada. Aunque usted no lo crea de esta forma se ahorra tiempo y dinero, puesto que la mano de obra en estas reparaciones es cara por las horas que conlleva; al ser todo en buen estado, evita regresar pronto al taller a causa de alguna falla en uno o varios elementos del sistema.

Haciendo clic en https://www.piezasdesegundamano.es/ podrá llegar a un sitio especializado en ofrecer repuestos usados, pero con la garantía de que funcionan debidamente. Se trata de un directorio que reúne a los mejores desguaces de España.