Aspectos a tener en cuenta para elegir una residencia geriatrica

Por desgracia son muchas las familias que deben recurrir a una residencia geriátrica para dejar algún familiar, hay enfermedades que no se pueden tratar desde casa y que precisan de atención especializada las veinticuatro horas del día. Y es que en la mayoría de los casos los hijos no pueden atenderlos como debieran y deben optar por una residencia en la que desde luego no les van a faltar cuidados, pero;

¿Qué aspectos debemos tener en cuenta para elegir la residencia?

Desde luego se convierte en el paso más complicado, porque ¿Quiénes van a cuidar de nuestro padre o madre? Por ello el primer paso es obvio, elegir una muy cercana a nuestra casa, de ese modo se puede ir todos los días, de esa manera es posible llevar un exhaustivo seguimiento de la salud de nuestro mayor y de si es verdad que lo cuidan como se merece. Una vez tenemos en mente la clase de residencia y la proximidad de la misma, es importante echar un vistazo ver las instalaciones y el tipo de higiene y salubridad con el que cuentan, ver las habitaciones, y si de verdad disponen de camas limpias a diario, asegurarnos en todo momento de que en cada estancia por la que pasamos huele a limpio y se nota que la limpia es generalizada.

Es importante conocer a los empleados y empleadas, es bueno que tengamos un contacto directo sobre todo con quien se va encargar de nuestro mayor, así podremos estar más tranquilos.

Que tener en cuenta sobre la alimentación

Es importante que conozcamos la cocina el tipo de comida que sirven y es importante que tengan claro si nuestro mayor necesita algo en especial, si es diabético o tiene colesterol, en el caso de necesitar alguna particularidad es importante que lo tenga muy en cuenta. Es importante dejar claro que debe hacer cinco comidas al día y que la fruta y las verduras nunca deben faltar, por suerte son mucha las residencias que del mismo modo que recurren a distribuidores como resuntex para el cuidado de sus tejidos, del mismo modo cuentan con nutricionistas que llevan a rajatabla la preparación de los menús para que todos los mayores lleven una buena dieta equilibrada.

Desde luego sabiendo todo esto ya es posible poder internarlo, ya que revisando cada una de las cosas que son importantes y sabiendo que todo está bien, no queda más que dejar que se sus cuidados se encarguen los profesionales.