Aínsa, un pueblo de encanto

Si eres un fanático de la historia, te encanta viajar o simplemente te atrae conocer nuevas partes y culturas diferentes de este maravilloso mundo, no puedes dejar de conocer Aínsa, un pueblito conservado en el tiempo, rico en cultura con sus pueblos, monumentos y festivales.

Este pueblo se encuentra ubicado en la provincia de Huesca, Aragón, (España). Está entre los ríos Cinca y Ara, y su estructura se basa en principalmente por dos calles casi idénticas que llevan el nombre de calle menor y calle santa cruz.

Es una de las ciudades de España considerada de fuerte nivel turístico, no es para menos teniendo tantas leyendas y eventos para ofrecer, es sin duda un lugar el cual no se puede dejar sin tachar.

Mantiene todo el año un ambiente agradable y festivo, con personas que muestran su mayor calidez tanto al turista como entre ellos, realmente digno de admiración.

Encontrarán interesante la historia de Aínsa ya que parece sacada de un cuento medieval, reyes, castillos y una cruz de fuego son los principales protagonistas de una leyenda que relata los inicios de esta ciudad.

El acceso no es nada complicado ya que tiene buenas conexiones con los pueblos de su alrededor.

A diferencia de otros pueblos de España, que se han olvidado o descuidado a través del tiempo, al punto en que incluso quedan con pocos habitantes, no es el caso de Aínsa, está a mantenido su número de habitantes, que viven del turismo que ofrece la encantadora ciudad.

Monumentos y lugares populares

Entre los principales monumentos y lugares que forman las joyas de la ciudad y responsables de los miles de turistas al año se pueden destacar:

-El castillo de Aínsa: destacado por formar parte de la leyenda en el que fue fundada la ciudad y declarado interés cultural.

-Iglesia parroquial Santa María: con su estilo Romántico, disfrutará una vista increíble desde su torre, además de estructura única y espectacular.

-Crismón Trinitario: lo encontrarán en los arcos de la iglesia, algo muy tradicional en los sitios religiosos de Aragón.

-La cruz cubierta de Aínsa: esta también forma parte de la leyenda principal de la ciudad, sobre el milagro de la cruz de fuego. Uno de los principales orgullos de lo habitantes.

Todo esto congelado en una época medieval, podrás visitarla y conocerla en un día, pero si un día no es suficiente, entre sus bellas calles encontraras hoteles de fácil acceso al bolsillo.