4 BENEFICIOS DE CORRER QUE QUIZÁS NO SABÍAS

Mucha gente piensa en empezar a salir a correr cuando sienten la necesidad de perder peso, o adquirir un buen estado de forma.

Para muchos de ellos, practicar running sólo se asocia con disminuir el peso mediante sesiones de carrera prolongada, y mejorar el estado general de salud y forma física mediante la constancia de repetir cada entrenamiento unas cuantas veces a la semana.

Si bien nada de lo anterior deja de ser cierto, hay otros muchos beneficios de la práctica del running que pasan desapercibidos, y son tan o más importantes que los que hemos mencionado hasta ahora.

Veamos algunos de ellos:

CORRER MEJORA LA CANTIDAD DE CARTÍLAGO

Está demostrado que entrenando moderadamente varias veces a la semana, la cantidad y calidad de cartílago producido por nuestro organismo mejora de manera sustancial, favoreciendo la protección de nuestras articulaciones contra dolencias tan problemáticas como la artritis.

CORRER FORTALECE LOS HUESOS

En nuestro organismo prevalece el principio de la necesidad, según el cual el cuerpo humano tiende a producir aquellas sustancias que necesita y descarta las que no están siendo usadas.

Bajo este principio, si practicamos deporte con asiduidad nuestro cuerpo entiende que necesita fortalecer los huesos para hacer frente a los requerimientos del running, de forma que tiende a reforzarlos.

Por el contrario, las personas que realizan un tipo de vida sedentaria tienden a perder masa ósea con facilidad, puesto que su organismo entiende que no es algo necesario.

En concreto, está demostrado que los entrenamientos de media y alta intensidad son los más indicados para conseguir el fortalecimiento de los huesos deseado.

CORRER PREVIENE ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

En definitiva, el corazón es un músculo como cualquier otro. Si lo ejercitamos con frecuencia y a una cierta intensidad, estará siempre fuerte y tonificado, evitando problemas coronarios.

Si por el contrario, no hacemos deporte, el músculo llamado corazón tendrá una mayor tendencia a atrofiarse y acumular problemas.

Para un buen control del corazón durante el ejercicio, lo más indicado es usar siempre un pulsómetro, con el cual vemos en tiempo real las pulsaciones y vigilamos no someterlo a un esfuerzo excesivo.

CORRER REDUCE LOS DOLORES DE CABEZA

Quedó demostrado por la universidad de Gotemburgo que salir a correr con una frecuencia de 3-4 sesiones a la semana durante al menos 30 minutos, hacía disminuir los dolores de cabeza entre un porcentaje significativo de las personas estudiadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *